icon recarga electrica

Recarga eléctrica

Nos situamos frente a un bodegón en miniatura sobre una superficie blanca. Dicho bodegón está compuesto por un pequeño coche blanco con el techo azul celeste, que es un coche eléctrico, un cartel naranja y una pila grande con barras horizontales que muestran la carga y que se van llenando en color azul de abajo a arriba. En el cartel naranja se puede leer: “COSAS QUE SIEMPRE QUISISTE SABER SOBRE LOS COCHES ELÉCTRICOS”. En color negro a excepción de las palabras “COCHES ELÉCTRICOS” en color blanco.

Un desplazamiento lateral nos lleva a un marco negro con su interior en blanco que se ilumina cuando se acerca la cámara y en su interior tiene escrita una pregunta: “¿CUÁNTO SE TARDA EN RECARGAR UN COCHE ELÉCTRICO?”. Una voz masculina lee la pregunta y rápidamente contesta: “Depende de dos factores: la potencia de recarga que admita la batería y la potencia del punto de suministro”. La cámara no se detiene y descubrimos un coche blanco, antes de que lo dejemos atrás, una mano lo empuja a la misma velocidad que el movimiento de cámara, acompañándonos por la superficie, pasamos por delante de varios objetos. Una gran pila gris con barras de recarga que vemos recargarse de abajo a arriba en color azul, una aguja de potencia que vemos alcanzar su máxima potencia girando desde su eje de izquierda a derecha, desde una franja de color blanco pasando por el amarillo y naranja hasta llegar al rojo y sobre la que podemos leer “PUNTO DE SUMINISTRO”. El locutor continúa: “Por un lado, no es la misma batería la de un coche utilitario que la de un vehículo de alta gama, ni tampoco es igual la potencia de recarga que admiten. Así que no tardan lo mismo en cargarse.” La mano deposita el coche junto a otro vehículo en miniatura, este es un coche de alta gama de color gris. Agarra ahora el vehículo nuevo y lo empuja suavemente hasta una peana que incluye una maqueta de un punto de recarga eléctrico Repsol, posteriormente la mano enchufa el coche a este punto de recarga con la manguera. Sobre el punto de recarga hay un panel digital azul del que sale una flecha unida a un cartel azul. En el panel digital y en los carteles va a ir poniendo sucesivamente lo siguiente a medida que el locutor va hablando: 5-8 H / Lenta; 1,5 – 3 H / Semirrápida; 30 MIN / Rápida; 5-10 MIN / Ultrarrápida. El locutor ha ido diciendo: “Por otro lado, está el punto de suministro, que puede ser de carga lenta, semirrápida, rápida o ultrarrápida. Estos tiempos los hemos calculado sobre una batería de 30kWh.”

Dejamos esta escena por la izquierda del plano para llegar a otra caja luminosa con una pregunta en su interior que lee el locutor: “¿CUÁNTO CUESTA CARGAR LA BATERÍA DE MI COCHE ELÉCTRICO?”. Frente al marco, hay un coche blanco con el techo azul, y de nuevo, una mano lo empuja suavemente y nos acompaña hacia la derecha y lo sube a una estructura de madera blanca sobre una rampa. A la derecha de la estructura hay una pila gris grande con ranuras horizontales. El frontal de la estructura donde está el coche tiene una ranura, a través de la cual vemos unos textos que van rotando recordando lo que la voz va diciéndonos: “Depende de si la cargamos en casa o en un punto público.” Y en el texto podemos leer “CASA / PUNTO PÚBLICO”. Continúa el locutor: “El coste en tu domicilio dependerá de la tarifa eléctrica que tengas contratada.”. Podemos leer en la ranura “TU TARIFA ELÉCTRICA”. Se empieza a cargar la pila de la derecha de abajo a arriba y continúa: “De nuevo, para una batería de 30 kWh, una recarga durante toda la noche (8 horas) te costará aproximadamente 3 €.” Y en la estructura en la que está el coche podemos leer “30 KWh – 8 horas = 3€”. La voz continúa: “En un punto público la misma recarga sería más rápida y costaría una media de 12€”. En la estructura donde está el coche podemos leer “PUNTO PÚBLICO = 12€”.

“¿ES MEJOR CARGARLO EN CASA?” es la siguiente pregunta con la que nos encontramos. El locutor nos contesta: “Es indiferente, depende de tus preferencias. A día de hoy la carga que se realiza en el domicilio es más lenta que la carga en puntos públicos”. Mientras el locutor nos lo explica, llegamos a la maqueta de una casa diseccionada verticalmente, dejándonos ver todas las habitaciones con algo de mobiliario dibujado en la pared del fondo, pero nos centramos solo en el sótano, donde vemos un coche de color azul con el techo blanco conectado a un punto de recarga eléctrica. Una mano entra en plano, desenchufa el coche y se lo lleva fuera de la casa, va pasando por una superficie en forma de rampa y continúa la mano arrastrando el coche hasta una zona donde encontramos un punto de recarga eléctrico Repsol y detrás una seta Foster naranja de Repsol. Mientras el locutor dice: “Por lo tanto, si buscas rapidez lo mejor es cargarlo en un punto público, por ejemplo, en una estación de servicio.”

Dejamos atrás estos elementos y avanzamos con la cámara hacia la derecha para llegar a una cuarta pregunta: “¿CUÁNTOS PUNTOS PÚBLICOS DE RECARGA HAY EN ESPAÑA?”. Entonces vemos sobre la superficie blanca que aparece un mapa de España hecho con agujeros sobre la superficie. Al ritmo de la locución, de estos orificios salen algunos de los cilindros azules que marcan los distintos puntos de recarga eléctrica. El locutor continúa: “En España existen ya más de 5.000 puntos en lugares públicos. ¡Y aumentando!”. Sobre el mapa, a media altura, sale una cartela negra transparente donde podemos leer en blanco “5.000 puntos públicos”. Continúa el locutor: “Repsol cuenta con más de 230 puntos en estaciones de servicio, centros comerciales, parkings… una de las redes públicas más relevantes del país.”. Mientras, sobre el mapa van a aparecer dentro de cajas semitransparentes grises un logo con una “e” y debajo leemos “movilidad eléctrica”. Debajo de esto podemos leer “+230 puntos”. Continúa el locutor: “Además, es pionera en puntos de recarga ultrarrápida y gestiona más de 1000 puntos de recarga en empresas y particulares.” Ahora veremos cómo sobre un círculo gris semitransparente podemos leer “Pionera en puntos de recarga ultrarrápida”. Unidos con flechas desde el suelo a los tubos azules que han subido del mapa, salen 3 carteles azules que ponen: “Normales”, “Ultrarrápidos” y “Rápidos”. Por último desaparecen estos últimos 4 carteles de forma secuencial para que aparezcan 2 más circulares: “24h” y “365 días” con un el icono de un reloj y de un calendario respectivamente. El locutor dice: “Los puntos públicos están disponibles 24 horas y 365 días al año.”

Continuamos desplazándonos y llegamos a otro marco luminoso, en su interior se puede leer otra pregunta: “¿PUEDO TENER UNO EN MI CASA?”. La cámara continúa hasta detenerse ante un coche en miniatura aparcado. Detrás del coche, una barra soporta una ilustración de una casa unifamiliar, con un movimiento de reloj, la barra rota y sustituye la casa por un bloque de comunidad de vecinos, más tarde por un edificio de oficinas y finalmente por la imagen de un técnico con una gorra y un peto naranja y una camiseta azul. Mientras está acción pasaba, el locutor explicaba: “Sí, lo puedes instalar en el garaje particular de tu casa, en el garaje de tu comunidad y en la empresa donde trabajas. La instalación puede costarte unos 1000 euros en función de la ubicación de la plaza de garaje. Eso sí, tendrás que tener en cuenta la potencia contratada y las limitaciones técnicas en cada caso”. Del mecánico saldrá una línea que se unirá a dos carteles azules que van a incluir dentro dos mensajes “Limitaciones técnicas” y “Potencia contratada”. La cámara avanza cruzando hierba y un árbol antes del siguiente panel.

Dejamos esta escena atrás para adentrarnos en una nueva pregunta: “¿QUÉ AUTONOMÍA TIENE UN COCHE ELÉCTRICO?”. El locutor lee la pregunta y rápidamente contesta: “La autonomía media de los coches eléctricos del mercado español es de aproximadamente 200 km”. Llegamos a una estructura con forma de rampa, un coche se sitúa en la zona alta. Una mano entra en escena y deja el coche rodar hacia abajo, en mitad de la rampa hay un gran cartel naranja donde podemos leer: “200Km”. La voz continúa: “Pero hay muchos factores que influyen en la autonomía de una batería eléctrica, desde la propia capacidad de la misma, a los hábitos de conducción del propietario”. En el final de la rampa, aparecen dos carteles unidos a una flecha cada uno que salen del coche en movimiento: uno naranja que pone “Conducción” en blanco y un volante en amarillo sobre la palabra; y un cartel por encima de color azul con la palabra “Capacidad” en blanco y el dibujo de una batería en azul.

Sin detenernos demasiado, seguimos avanzando con la cámara dejando atrás el coche para llegar a la última pregunta: “¿TODA LA ENERGÍA QUE UTILIZA UN COCHE ELÉCTRICO ES RENOVABLE?”. Continúa la voz, “En España, en torno al 40% de la energía eléctrica que se produce proviene de fuentes renovables. Actualmente, en todos los puntos públicos de recarga eléctrica de la red de Repsol ya se ofrece energía 100% renovable. Mientras la voz ha dicho esto lo que vemos es cómo legamos a otra estructura con forma de rampa y con un coche, esta vez se trata de una rampa curva, y la mano acompaña al coche durante todo el recorrido. En este caso tenemos un decorado detrás de la rampa, vemos varios molinos de viento, árboles, una casa en miniatura y una placa solar a escala. Pasamos la primera rampa y otra vez en una superficie plana aparece en blanco con un color amarillento detrás el número 42% y cuando baja una segunda rampa aparece de la misma forma que el número anterior, al texto 100% y el coche sigue avanzando hasta que baja todas las rampas y de fondo tiene árboles más grandes y el coche se para, escondiéndose la mano hacia el lado derecho de la pantalla.

Con una animación de barrido vertical, aparece una sobreimpresión animada que acaba dividiendo en plano en 3 franjas horizontales de colores blancos, naranjas y cianes, por animación, aparece un texto dividido en estas 3 franjas: Repsol es pionera en la recarga ultrarrápida de vehículos eléctricos y cuenta con una de las redes públicas de recarga rápida más relevantes del país.

Tras unos momentos para poder leerlo, se deslizan hacia arriba (primero el texto y luego las franjas) dejando paso a una nueva pantalla blanca con el logo de Repsol en el centro, debajo en letra cursiva y fina la frase “Inventemos el futuro” y debajo en cursiva también una dirección de página web “elfuturonosedetiene.com” mientras la voz dice: “Si te ha resultado útil este vídeo, compártelo, y recuerda que tienes más en elfuturonosedetiene.com”