Ciudades responsables

Nuestras ciudades se enfrentan a un gran desafío: albergar cada vez a más personas y a su vez cuidar la calidad del aire. Promover un consumo energético eficiente, fomentar nuevas formas de climatización, impulsar la renovación de los vehículos por unos más eficientes, optar por nuevas formas de transporte o habilitar más zonas verdes son elementos esenciales para conseguirlo. Pero también lo será la tecnología: las ciudades del mañana estarán conectadas y serán inteligentes para hacer un uso óptimo de los recursos y mejorar la calidad de vida de sus habitantes.

Movilidad sostenible

La movilidad está evolucionando hacia un nuevo paradigma: el vehículo particular ya no será el medio de transporte prioritario sino que cada persona podrá disponer de más alternativas para moverse, en función de sus necesidades. Cada vez hay más opciones de transporte de personas y mercancías, más respetuosas con la calidad del aire y con menor huella de carbono.

Eficiencia energética en el hogar

¿Cómo podemos realizar un mejor uso de la energía en nuestro día a día? Elegir bien el tipo de iluminación u optar por electrodomésticos más eficientes son algunas soluciones sencillas. Pero también tenemos al alcance innovaciones que pueden ayudarnos: desde gagdets tecnológicos a aplicaciones para móviles, pasando por soluciones como el autoconsumo, que nos ayudan a ser más eficientes y sostenibles.